Comer fuera 1 minuto 20 septiembre 2019

Los Mejores Restaurantes Filipinos de California

O cómo viajar hasta el archipiélago del Pacífico sin salir del “Golden State”.

United Cuisines of California

Desde que en 1587 los primeros marinos filipinos desembarcaran en Morro Bay, la comunidad filipina de California ha ido creciendo hasta convertirse en la primera en tamaño de Estados Unidos. Tanto es así, que a día de hoy el tagalo es la cuarta lengua más hablada de California.

No sorprende pues, que la cocina filipina esté presente en todo el Estado. Tomemos como ejemplo la península de San Francisco, poseedora de una cultura asiática increíblemente variada y rica. A los amantes de la cocina filipina se les hace la boca agua con la impresionante selección de panes y dulces tradicionales de Valerio’s Tropical Bakeshop, en Daly City. Esta panadería “tropical” situada en un barrio de mayoría filipina –conocido por muchos como "Little Manila"– está considerada la mejor de la zona.

Y eso es solo la punta del iceberg. De la lumpia al lechón pasando por el adobo o la crispy pata, estos son los tres restaurantes que sirven la mejor comida filipina de California.

Irenia

Orange County

Categoría: El plato

Lo que dicen nuestros inspectores: “Bautizado con el nombre de la abuela y musa del chef Ryan Garlito, Irenia es un establecimiento hipster y desenfadado, además de un tesoro local para los filipinos. El paso del chef por Taco Maria se percibe en las cuidadas presentaciones, con platos que exigen un serio seguimiento en Instagram. Ambiente propicio para grupos, al igual que la carta con unos precios razonables. Empiece con unos lumpia, unos dorados rollitos de huevo filipinos que llegan todavía humeantes al plato. Rellenos de cerdo y verduras, estos crujientes bocados van acompañados de una maravillosa salsa picante de vinagre para mojar. De postre no se pierda el halo halo, un vaso alto con frutas maceradas, gelatina de coco y hielo picado, regado con leche de batata morada.”

Ma’am Sir

Los Angeles

Categoría: El plato

Lo que dicen nuestros inspectores: “El nombre se inspira en el simpático saludo que los filipinos dirigen a los turistas, una bienvenida perfecta a este acogedor y auténtico local. En su fachada ondea con orgullo la bandera nacional, mientras que la decoración interior sigue una temática tropical: papel pintado de hojas de plátano, techos altos, parras artificiales y lámparas de rafia trenzada. La cocina elabora platos clásicos filipinos, como pollo en adobo, lumpia (especie de rollitos primavera) y sisig (guiso) de cerdo. Los no iniciados descubrirán una comida compleja, interesante y muy buena. Puede que los puristas no estén muy de acuerdo con algunas interpretaciones creativas de la cocina, pero nadie se queja de los intensos sabores de sus platos a la brasa. La cerveza y los cócteles de la barra acompañan la comida.”

FOB Kitchen

San Francisco

Categoría: El plato

Lo que dicen nuestros inspectores: “Este deseado restaurante filipino, obra del dinámico dúo formado por Brandi y Janice Dulce, empezó como un popular pop-up. El actual espacio "tradicional", enclavado en el barrio de Temescal, puede resultar pequeño, pero tiene un diseño muy ingenioso -con un extravagante y frondoso papel pintado de palmeras en blanco y negro con toques verdeazulados que transmite la sensación de estar en una isla. Prepárese para esperar mesa en la acogedora barra -una situación infinitamente más soportable si tiene un cóctel Fresh Off the Boat en la mano, con ron, alubias rojas, pandan y leche de coco. No se pierda las costillas de Janice -asadas a fuego lento con notas de café, cerveza de coco y kétchup de plátano; o los deliciosos y crujientes lumpia (especie de rollitos de primavera).”

Image: @thefoodietographer.

Comer fuera

Sigue a la Guía MICHELIN en redes sociales y no te pierdas las actualizaciones ni la información de última hora