Comer fuera 1 minuto 05 septiembre 2019

Bilbao, mucho más que pintxos y txikitos.

Con un renovado sector turístico nacido en los 90 tras la construcción del Museo Guggenheim Bilbao, la gastronomía de la capital vizcaína vive uno de sus mejores momentos.

Un paseo por esta ciudad, históricamente ligada a la actividad industrial que se desarrollaba en los márgenes de su ría, nos permite contemplar la transformación urbanística surgida en torno al espacio que hoy ocupa el icónico museo de arte contemporáneo. También el turismo, atraído por el “Guggen”, como denominan los bilbaínos a la franquicia de la fundación americana, ha sido sin lugar a dudas un catalizador de la gastronomía local, así como de nuevos negocios, algunos de ellos reconocidos por la guía MICHELIN.

El restaurante Nerua, donde oficia el chef Josean Alija, se ubica precisamente en el propio museo, junto a la escultura con forma de araña de la artista Louise Bourgeois, a los pies del puente de La Salve y con vistas privilegiadas a la ría. Con 1 estrella MICHELIN en la edición 2017 de la guía, por su sala de estética minimalista desfilan los platos de este chef, en los que plantea una cocina innovadora en constante evolución.

El Palacio Euskalduna de Bilbao, también con una fantástica panorámica de ese nuevo Bilbao surgido en torno a la ría, acoge en sus instalaciones al restaurante Etxanobe, que ostenta 1 estrella MICHELIN. Con el cocinero Fernando Canales a los mandos, este buque insignia de la alta gastronomía en la ciudad ofrece una acertada fusión entre la mejor tradición y la innovación.

El buen hacer de Canales y su equipo puede degustarse asimismo en el único Bib Gourmand de la capital vizcaína, que además entra como novedad en esta edición de la guía, el restaurante Los Fueros. En este pequeño local de la margen derecha, cuyo origen se remonta al año 1878, pueden disfrutarse los platos típicos de la ciudad, presentados de forma actual de la mano del chef Paul Ibarra, que anteriormente ejercía como responsable de I+D en las cocinas del citado Etxanobe.

Elaboraciones de autor de bases clásicas son las que pueden disfrutarse en el elegante Zortziko. Su chef Daniel García, que ha revalidado de nuevo la estrella en este restaurante de ambiente apacible y relajado, es toda una institución en Bilbao, donde inauguró su primer local en el año 1981 en la calle Licenciado Poza, una de las zonas que hoy cuenta con mayor actividad en torno al mundo del pintxo.

Precisamente en esa calle encontramos el restaurante Zarate, con 1 estrella MICHELIN, donde su chef-propietario Sergio Ortiz de Zarate, un apasionado del mar y la pesca, propone una cocina de gusto tradicional especializada en pescados frescos y salvajes, traídos siempre desde los cercanos puertos de Lekeitio y Ondarroa.

Frente al renovado Mercado de la Ribera, junto al puente de San Antón, se sitúa el restaurante Mina. El cocinero Álvaro Garrido ofrece, a los 25 comensales que atiende por servicio, varios menús degustación basados en los productos estacionales y de cercanía.

Y por supuesto, si no queremos renunciar a las tradiciones y preferimos tomar unos txikitos y unos pintxos, tal y como haría cualquier auténtico “botxero”, nuestro “poteo" ideal será en locales como Berton, Sasibil o Gure-Toki, este último, novedad en la guía este año. Todos ellos reconocidos templos de los pinchos, tapas y raciones, en los que podemos disfrutar de la cocina tradicional vasca, actualizada y en pequeño formato.

Foto: herraez/iStock

Comer fuera

Sigue a la Guía MICHELIN en redes sociales y no te pierdas las actualizaciones ni la información de última hora