Comer fuera 1 minuto 22 julio 2019

València: alta gastronomía con personalidad

Aparte de degustar sus reconocidos platos tradicionales, como las paellas y arroces o el “all i pebre”, acercarse a la capital levantina es descubrir una culinaria que vive un momento de efervescencia avalada por la guía MICHELIN, pues en la edición de 2017 ha reconocido a la ciudad con 3 estrellas para otros tantos locales, 7 Bib Gourmand y más de una veintena de restaurantes recomendados.

Ricard Camarena, Riff y El Poblet. Los 3 restaurantes que ostentan actualmente 1 estrella MICHELIN en València nos hablan desde sus fogones de producto, de mediterraneidad, de huerta, pero también de una técnica impecable e imaginación desbordante, que resaltan aún más las bondades de los ingredientes locales.

Ricard Camarena, en su restaurante homónimo del barrio de Ruzafa, que tiene previsto su traslado al complejo Bombas Gens Centre d’Art en la Avenida de Burjassot, propone una cocina de autor con sabores, texturas y puntos de cocción realmente excelentes, usando como referencia los productos autóctonos. Pero no solo podemos encontrar su local gastronómico en las páginas de la guía, sino que el chef ha conseguido que otros 3 restaurantes del grupo empresarial que lleva su nombre, Habitual, Canalla Bistro y Central Bar, con formatos diferentes donde degustar su cocina creativa sin estridencias, también sean recomendados por los inspectores de la edición española.

Por otro lado, Bernd Knöller, un alemán que se considera a sí mismo como un valenciano más, ofrece desde su céntrico restaurante Riff platos como la Ostra valenciana y habas, su Oreja de cerdo con lentejas negras, fieles reflejos de la cocina vanguardista de excelente factura que el chef lleva ejecutando en este local desde el año 2001.

En El Poblet, el laureado Quique Dacosta traslada la creatividad que le ha hecho merecedor de las 3 estrellas MICHELIN en Dénia, a un restaurante de línea actual que posee 1 “macaron” de la edición de 2014. Una oferta gastronómica centrada en los platos históricos del chef, complementada con creaciones propias del equipo. Y si preferimos degustar la cocina de Dacosta en un formato más informal, Vuelve Carolina, que también aparece en la guía este año, nos permite acercarnos a una propuesta en la que la tapa es el elemento unificador de tradición e innovación.

La visita por la ciudad del Turia no puede dejar de fijarse en auténticas instituciones como Casa Carmela, que lleva deslumbrando desde el año 1922 en la playa de la Malvarrosa con sus excepcionales paellas cocinadas con leña de naranjo; la cocina del primer Bib Gourmand de la ciudad en el año 1999, Montes, que este año ha vuelto a renovar con su recetario tradicional este reconocimiento; el encanto de otros tiempos de Casa Montaña, una encantadora taberna de 1836, con una buena carta de tapas y una completa bodega…

Sin perder tampoco de vista ejemplos más actuales como el de Begoña Rodrigo en su restaurante La Salita, con unos sorprendentes menús degustación, cuidados en la estética y de gusto actual. O como el del restaurante Saiti, donde Vicente Patiño basa su oferta en una renovada cocina tradicional, sabrosa y llena de matices, que le ha hecho merecedor de un Bib Gourmand por segundo año consecutivo.

Comer fuera

Sigue a la Guía MICHELIN en redes sociales y no te pierdas las actualizaciones ni la información de última hora