Viajes 5 minutos 04 noviembre 2021

Casas rurales en el sur de Italia

En muy poco tiempo, el turismo rural se ha convertido en una de las grandes tendencias turísticas de Italia. A ello ha ayudado el inigualable encanto de sus masserie, esa especie de cortijo típico del sur de Italia, especialmente de la región de Apulia. Descubra la selección de la Guía MICHELIN - por Tablet Hotels: los expertos en hoteles de la Guía MICHELIN.

Travel New Tablet Hotels

Me vas a permitir que utilice la palabra agriturismo –así, en italiano– en lugar de agroturismo o turismo rural. Y es que, en italiano, el término designa no solo esta forma de hacer turismo en contacto con la naturaleza, sino también –y ante todo– el alojamiento. Además, ¿no te parece bonita la palabra? Pronunciando agriturismo, hasta me siento un poco Massimo Bottura hablando del Parmesano Reggiano. Me puede la emoción…

Con todo, si evocadora es la palabra, más gratificante es aún la experiencia que nos ofrecen estos alojamientos en medio del campo. Italia se enorgullece de su tradición agrícola y cuando en la segunda mitad del s. XX sus agricultores empezaron a tener problemas para ganarse la vida, decidieron convertir sus propiedades en pequeños hoteles y complejos turísticos. Así nacía el agriturismo italiano. Los huéspedes de estos alojamientos rurales suelen disfrutar de comidas elaboradas con alimentos producidos in situ y de la posibilidad de recibir clases de cocina o realizar actividades –como recolectar verduras u ordeñar vacas– que les permiten tener un conocimiento de primera mano del trabajo en la hacienda.

Un tipo específico de agriturismo es la masseria, habitual sobre todo en la región de Apulia. Entre los ss. XVI y XVIII, los grandes terratenientes solían edificar en el centro de sus propiedades una gran casa fortificada: la masseria. Estas casonas eran el lugar donde se almacenaban los alimentos y objetos de valor con el fin de protegerlos de los ataques externos (incluido de los piratas). Hoy en día, las masserie nos proponen una experiencia que las convierte en una alternativa a la hotelería tradicional muy a tener en cuenta, de ahí que en el sur de Italia se encuentren en pleno auge. Apulia, como podrás ver si sigues leyendo, destaca por su abundante oferta y, hoy por hoy, cualquier viaje a esta región estaría incompleto sin una estancia en una de ellas. Esto no quiere decir que Apulia tenga la exclusiva absoluta: también encontraremos masserie en Sicilia y en regiones vecinas como Campania o Basilicata.


La mayoría de las masserie conservan su encanto rústico y su esencia centenaria –eso precisamente es lo que las hace singulares–, pero sin renunciar a las comodidades actuales y a esos sutiles toques de lujo que espera el viajero del s. XXI. ¿Y si estuviéramos ante el equilibrio perfecto?…

1. Masseria Calderisi - Savelletri di Fasano, Italia

Puede que no sean tan famosos como la clásica villa toscana o el auberge provenzal, pero no hay nada –ni en Italia, ni en ningún otro lugar– comparable a los hoteles rurales de la región de Apulia. La Masseria Calderisi, ubicada en una finca del s. XVII a medio camino entre la ciudad de Fasano y la playa, es un hotel boutique de lujo con 24 habitaciones que te hará descubrir los encantos del campo y la hospitalidad del sur de Italia.

Masseria Calderisi ©Tablet Hotels
Masseria Calderisi ©Tablet Hotels

2. Masseria Torre Coccaro - Savelletri di Fasano, Italia

La Masseria Torre Coccaro surge en un paraje típicamente pullés: una ladera frente al mar Adriático bañada por el sol y rodeada de olivares. Las vistas que ofrece no son cosa del azar: la primera edificación, del s. XVI, fue una atalaya pensada como bastión con el fin de protegerse de las incursiones turcas. Hoy, las fortificaciones han perdido su carácter defensivo y se han convertido en un elemento ornamental que contribuye al encanto de la masseria.

Masseria Torre Coccaro ©Tablet Hotels
Masseria Torre Coccaro ©Tablet Hotels

3. Masseria Palombara - Oria, Italia

A medio camino entre Taranto y Brindisi y a pocos kilómetros al sur de Oria, la Masseria Palombara surge en un paraje de piedra caliza, almendros y olivos: un paisaje típicamente pullés en el que el viajero logra sentirse gratamente desconectado. A primera vista puede parecer la habitual casa rural con muros de piedra, pero basta fijarse un poco para descubrir un pequeño y lujoso resort, con spa y restaurante, reservado a la clientela adulta.

Masseria Palombara ©Tablet Hotels
Masseria Palombara ©Tablet Hotels

4. Critabianca - Cutrofiano, Italia

La Grecia Salentina, en la punta del tacón de Italia, es un enclave de ascendencia helénica en el que todavía se habla un dialecto emparentado con el griego: el griko. Aquí es donde surge Critabianca: una casa de labranza construida en el s. XIV, transformada en residencia aristocrática por un noble francés durante el periodo de dominio borbónico (s. XVIII) y hoy convertida en un alojamiento rural que te permitirá descubrir los encantos de la vida en el sur de Italia, además de ponerte a tiro de piedra de la playa y de ciudades como Gallipoli, Otranto y Lecce.

Critabianca ©Tablet Hotels
Critabianca ©Tablet Hotels

5. Masseria San Domenico - Savelletri di Fasano, Italia

La construcción principal de San Domenico es una atalaya utilizada antiguamente por los Caballeros de Malta para vigilar el mar Adriático y protegerse de las incursiones de los turcos: no es de extrañar, pues, que las vistas sean magníficas. Sus interiores impecablemente restaurados, sus frutales cuidadosamente cultivados, el campo de golf situado en la cima de una colina, su flamante spa con tratamientos de talasoterapia y su magnífica piscina color aguamarina tampoco están nada mal…

Masseria San Domenico ©Tablet Hotels
Masseria San Domenico ©Tablet Hotels

6. Masseria della Volpe - Casale Modica, Italia

Platos elaborados con alimentos frescos, espacio para pasear, buenos vinos y silencio para disfrutar de todo lo anterior… Es el cumplido retrato de la Masseria della Volpe, una hacienda señorial del s. XIX hoy restaurada. Ubicada en un verde y ondulado paraje situado entre suaves colinas de caliza cubiertas de viñas por un lado y los destellos del Jónico, por el otro, es también el perfecto ejemplo de dolce vita al estilo siciliano.

Masseria della Volpe ©Tablet Hotels
Masseria della Volpe ©Tablet Hotels

7. Dimora delle Balze - Palazzolo Acreide, Italia

La Dimora delle Balze esconde tras sus muros de piedra unos interiores con ese encanto inimitablemente italiano y esa habilidad para conseguir que lo antiguo conviva en perfecta armonía con lo nuevo. El contraste entre el diseño moderno del mobiliario y ese aire rústico y añejo de la arquitectura crea un efecto muy interesante desde el punto de vista visual. Todo ello sin comprometer el nivel de confort de las habitaciones: todas diferentes entre sí –aunque todas ellas igual de impresionantes– y dedicadas a un artista o una obra de arte.

Dimora delle Balze ©Tablet Hotels
Dimora delle Balze ©Tablet Hotels

8. Masseria Cervarolo - Ostuni, Italia

La Masseria Cervarolo –compuesta por una alquería del s. XVI abrasada por el sol y pintorescos trulli, esas construcciones cónicas típicas de la región– es el perfecto ejemplo de la masseria clásica. Algunas habitaciones presentan elementos arquitectónicos de época y otras se encuentran en un anexo del s. XX, pero todas resultan igualmente elegantes dentro de la rusticidad. La actividad que reina en la cocina abierta del restaurante quizá te anime a apuntarte a las clases de cocina…

Masseria Cervarolo ©Tablet Hotels
Masseria Cervarolo ©Tablet Hotels

9. Masseria Antonio Augusto - Leverano, Italia

Justo a las afueras de Leverano, una casona de campo con un sabor italiano difícil de superar: esta espléndida alquería de piedra rehabilitada con lujo de detalles acoge hoy un pequeño e impresionante hotel boutique, la Masseria Antonio Augusto. Tras los viejos muros exteriores, cuya pátina es testigo del paso del tiempo, se esconde un interior deslumbrante en el sentido más estricto de la palabra: los suelos de piedra pulida y los techos abovedados transmiten una sensación más de lujo que de rusticidad.

Masseria Antonio Augusto ©Tablet Hotels
Masseria Antonio Augusto ©Tablet Hotels

10. Masseria Susafa - Palermo, Italia

En el agreste y montañoso interior siciliano, esta hacienda en activo ha sido convertida en un hotel boutique rural con el encanto que confieren siglos de hospitalidad. Sus 18 habitaciones (a las que se suma un apartamento individual) conservan los techos de vigas y los azulejos originales: una atmósfera de austeridad matizada por el encanto de lo antiguo. Quien viene aquí, lo hace para desconectar. No esperes pues encontrar televisores. En su lugar, las colinas, el sutil aroma de las hierbas del campo y el canto de los pájaros sabrán compensarte ampliamente.

Masseria Susafa ©Tablet Hotels
Masseria Susafa ©Tablet Hotels

11. Masseria Torre Maizza - Savelletri di Fasano, Italia

Históricamente, Apulia ha sido una de las regiones más rezagadas de Italia –no solo en lo geográfico–, de ahí que cuando empezaron a surgir los hoteles, estos estuvieran más cerca de la casa rural que del flamante hotel boutique. La Masseria Torre Maizza, no obstante, encarna un pequeño cambio de rumbo: si el edificio principal –una alquería encalada– es el perfecto ejemplo del estilo típico tradicional, los interiores apuestan claramente por el lujo.

Masseria Torre Maizza ©Tablet Hotels
Masseria Torre Maizza ©Tablet Hotels

12. Masseria Cimino - Savelletri di Fasano, Italia

La Masseria Cimino –una típica alquería encalada convertida en hotel– se reconoce enseguida por su torre de ladrillo rojo del s. XVIII. Sus 14 habitaciones, repartidas entre la casa de campo y la torre, conservan todas el encanto rural del sur de Italia aun cuando están dotadas de comodidades modernas. Se trata de un lugar sin pretensiones, con un delicioso restaurante a pequeña escala y un acogedor bar-lounge.

Masseria Cimino ©Tablet Hotels
Masseria Cimino ©Tablet Hotels

13. Masseria le Carrube - Ostuni, Italia

Al final de una carretera rural que se abre camino entre el matorral típico de esta parte de Italia surge el edificio de piedra encalada de la Masseria le Carrube: una antigua almazara convertida en un hotel boutique con 14 habitaciones y suites, todas ellas modernizadas y todas ellas con un sutil sabor antiguo. Particular atención merece el restaurante, exclusivamente vegetariano, en el que el chef Massimo Santoro sabe sacar lo mejor de los mejores productos de la zona.

Masseria le Carrube ©Tablet Hotels
Masseria le Carrube ©Tablet Hotels

Viajes

Sigue a la Guía MICHELIN en redes sociales y no te pierdas las actualizaciones ni la información de última hora