Comentarios
Retratos 3 minutos 10 enero 2020

Semblanza de chef: Curtis Stone

Un chef comprometido con el mundo: cada año, una causa

A sus 45 años, Curtis Stone ha tenido una vida realmente intensa. En lo relativo a la cocina, los primeros recuerdos nítidos de este chef criado en Melbourne (Australia) tienen que ver con sus intentos por replicar el fudge de Yorkshire de su abuela Maude: “Supongo que hasta ese fudge no había probado muchos dulces y una vez que lo hice, habría querido seguir comiendo sin parar…” bromea.

Se ve que aquella experiencia lo marcó en lo personal y en lo profesional, puesto que con 18 años ya estaba trabajando en el restaurante de renombre mundial del Hotel Savoy y a los 21 se mudaba a Europa para curtirse junto a Marco Pierre White en The Grill Room del Café Royal de Londres. De aquella época recuerda sentirse como ‘pez fuera del agua’: “Todos eran muy hábiles, hablaban francés y trabajaban con ingredientes algo diferentes a los que yo solía utilizar en Australia”. Tras experimentar en primera persona la estresante atmósfera y el temperamento intenso de White, Stone se fue turnado a lo largo de ocho edificantes años en el Café Royal, el Mirabelle y el Quo Vadis.

También fue en Londres donde Stone cedió al hechizo de la televisión, apareciendo por primera vez en un programa matutino de cobertura local: Londres en un plato. Recordando aquella etapa, Stone reconoce: “No creo que fuera particularmente brillante en aquella época, pero la experiencia me abrió las puertas a otras apariciones en televisión y me dio la oportunidad, ya más tarde, de hacer un programa en Australia gracias al cual pude cocinar, viajar y surfear.”

Luego, Stone llegó a Estados Unidos para participar en el piloto de Take Home Chef… “Y, para ser sincero, porque me apetecía pasar mi cumpleaños en Las Vegas”, reconoce. Lo esperara o no, el programa se convirtió en un éxito y al poco conoció a quien habría de convertirse en su esposa, la actriz Lindsay Price, lo que lo llevó a echar raíces en Los Ángeles. Si usted suele viajar por EEUU, es posible que lo haya visto en Top Chef Masters o en el último Field Trip with Curtis Stone, emitido a principios del último otoño y dedicado a la Rioja.

Stone es padre de dos hijos, autor de seis libros de cocina y se ha asociado con Princess Cruises para crear un menú de seis platos destinado a los cruceros de la compañía. También es el chef y dueño del Maude y el Gwen, ambos presentes en la Guía Michelin (el primero con una estrella), y copropietario junto con su hermano Luke de los restaurantes Georgie, inaugurados no hace mucho.

(Foto: Paul Donegan.)
(Foto: Paul Donegan.)

Pero Stone es también un hombre decidido a actuar en favor del bien común. Ese fue el objetivo que lo llevó a lanzar la iniciativa # Commit2One, mediante la cual, cada año, él y su equipo centran su atención en una causa benéfica, intentando crear conciencia y captando fondos para financiar la causa en cuestión. “Realmente es increíble como experiencia el poder estrechar lazos con estas organizaciones sin ánimo de lucro que tanto me inspiran como persona. Ese es para mí el punto de partida.”

La primera entidad en captar su atención fue la National Young Farmers Coalition, una organización que trabaja en favor de las granjas familiares independientes, de las prácticas agrícolas sostenibles, de unas prácticas laborales justas que garanticen el futuro de la agricultura y de la asequibilidad de las tierras. También ha colaborado con Chrysalis, una organización dedicada a ayudar a colectivos económicamente desfavorecidos y sin techo a través de la inserción laboral (hubo incluso personal contratado para trabajar en el Maude, su restaurante una estrella Michelin). En 2018, Stone se centró en AdoptTogether, ayudando a las familias a través de la primera y mayor campaña de crowdfunding del mundo para gastos de adopción. Share Our Strength's No Kid Hungry (“compartamos nuestras fuerzas: no más niños con hambre”) fue la campaña elegida el año pasado.

Stone admite que el actual estado de cosas puede echar atrás a quien decida ayudar a los demás. “Hay tanto por hacer, que resulta difícil saber cómo ayudar realmente –nos cuenta. Ese fue uno de los motivos por los que decidí que # Commit2One se centrara en una sola causa y creo que ese enfoque también puede ser útil para los demás: encuentra una causa que te llegue y empieza a trabajar con ella.”

Este año, y dados los sucesos recientes, Stone tiene claro que quiere ayudar a su país natal. “Ha sido desgarrador ver tanta desolación en la tierra y en la fauna y flora de mi país”, dice a propósito de los recientes incendios en Australia. “Cuando sucede algo así, la sensación de impotencia es total. Por eso, este año # Commit2One se asociará con Drought Angels. Esta increíble organización australiana sin ánimo de lucro fue fundada por mujeres para brindar apoyo financiero directo, recursos y ayuda a agricultores australianos que se vean afectados por sequías y desastres naturales como estos incendios. Este invierno, el Maude servirá un menú South Australia del que pienso donar el 100% de las ganancias.”

“Pienso en cambiar el mundo desde la perspectiva del impacto que puedo tener en una persona en particular. Para mí, ese es el punto de partida: cambias la vida de una persona y eso tiene un efecto dominó”. Stone confiesa que su trabajo con Chrysalis tuvo un efecto dominó muy profundo a nivel personal. “Chrysalis nos permitió contratar a gente genial y apasionada y sus historias y trayectorias llegaron a conmoverme. Fue genial poder ayudar a aquellas personas a romper con su pasado y contribuir a cambiar su futuro.”

Stone lo tiene todo –y hace de todo–, pero admite tener límites. “No quiero hacer nada a medias, así que, aunque esté abierto a explorar nuevas oportunidades para avanzar como chef y como emprendedor, soy consciente de mis compromisos", admite. “Eso significa tiempo lejos de mis restaurantes y de mi familia, por eso siempre busco algo que me enriquezca como persona o aporte un auténtico valor añadido a la comunidad.”

Retratos

Sigue a la Guía MICHELIN en redes sociales y no te pierdas las actualizaciones ni la información de última hora